El Puro Cuento

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

…se acabo el mundo

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 

 Me duele todo el cuerpo, abro los ojos, me arden, le veo ahí sentadita en el sillón al lado de la cama, su precioso cabello obscuro le cubre parte de la cara, resaltando su tez clara y sonrosada, enmarcando su fino rostro.

Los ojos me escosen, pero necesito verla, sigue ahí, tan hermosa como siempre, quiero decirle que me gusta su sonrisa, que me fascinan sus manos, que admiro su forma de pensar, sus miradas cómplices, hasta sus refunfuños; que la quiero con todo el corazón, que siempre la he querido, que siempre la querré, pero… no puedo articular palabra alguna, solo puedo verla fijamente, como siempre lo hice. Ella cabecea y despierta como si escuchara mis suplicas, voltea a mirarme, me encuentra los ojos y sonríe, una descarga de endorfinas me invade el cerebro, me alivia el dolor, no deseo nada mas.

-Aun es una niña-

Decían mis amigos, en tono de broma, cuando notaban que si ella estaba presente, para mi no había nadie mas

-no mames cabròn, déjala que crezca-

Me dijo una vez su padre en tono de broma, pues él también era mi amigo

Desde que la conocí me cautivo su forma de ser, sentía como si la conociera de años.

Ahora creo que me enamore de su alma vieja.

Mi divino amor se levanta y se acerca a mi cama, estira su manita y me acaricia el rostro, siempre sonriendo, es extraño, no siento dolor, ni ardor, solo su cálida mano y una alegría serena, acerca sus labios a los míos y me besa tiernamente.

Es imposible que haya sobrevivido al incendio, considerando su fragilidad, lentamente, como si no quisiera admitirlo, me doy cuenta que ella no esta aquí, debe ser mi cerebro, apagándose, liberando serotoninas, produciéndome esta bendita ilusión, A mi lado unos pitidos de maquina se aceleran, ella sigue ahí, la miro directamente a sus ojos profundos y bellos como agujeros negros penetrándome.

Estoy demasiado cansado.

Si ella ya no existe, no vale la pena seguir con vida.

Para mí…

 

Amigos / Socios

Entrecomillas

«Le preguntan a Luder por qué no escribe novelas.

-Porque soy un corredor de distancias cortas. Si corro maratón, me expongo a llegar al estadio cuando el público se haya ido».

Julio Ramón Ribeyro



Tweets

This user has reached the maximum allowable queries against Twitter's API for the hour.
Download Everything Blog